23 nov. 2012

Citas de libros (30)

¡Hola!

Hoy es el turno de las citas de un libro que reseñé hace poco.
Se trata de "Quizás mañana la palabra amor..." que como recordaréis me encantó (si no visteis la reseña la podéis ver AQUI), y del que saqué muchísimas citas (tengo todo el libro lleno de papelitos).
¡Os dejo con ellas!


Quizás mañana la palabra amor..., Jordi Sierra i Fabra

“El día que me dijo que la vida era un gran ruido entre dos silencios, y que mi ruido no había terminado, que justamente estaba empezando”.

“Lo esencial es que entiendas que tu vida es tuya, pero que eso no te da derecho a desperdiciarla ni a que decidad cuándo terminar con ella. No con todo por delante, por dura que haya sido lo que dejas atrás. Cada vida es una oportunidad. No tenemos más”.

“Vacilar ante lo inevitable siempre era malo, producía alteraciones, desequilibrios y excesivas preocupaciones”.

“Un mundo que vivía y pasaba cerca sin fijarse siquiera en aquellas paredes. Era como estar en un hospital. Miras por la ventana y ves a la gente yendo de un lado para otro. Nadie levanta la cabeza y piensa que detrás de cada ventana del hospital hay un paciente, un dolor, una vida y una felicidad en juego”.

“Mira, el tiempo lo cura todo, pero la memoria no abandona”.

“Porque la parte de mí que no quería morir sabía que la otra parte podía volver en cualquier momento. Vivir es muy difícil, pero la muerte puede llegarte en un abrir y cerrar de ojos”.

“El hombre que sabe hacer reír a una mujer es el adecuado”.

“Cuando se quiere a alguien y esa persona sigue ahí, frente a ti, pero sin rastro de lo que te llevó a amarla o sin rastro de lo que ella sintió un día por ti... Debe de ser lo más duro y triste del mundo”.

“Mi médico decía que todos tenemos pesos en el alma, y que esos pesos son difíciles de quitar, así que lo que nos toca es hacer más fuerte el alma”.

“Lo único que le pido a la vida es que nadie vuelva a hacerme daño”.

“Tenía dos luchadores de sumo en la cabeza. Dos enormes y pesados tipos empujándose el uno al otro y buscando la forma de derribar al rival. A la derecha, su deseo. A la izquierda, la razón. Quería que ganara el deseo, pero se imponía la razón. Punto a punto”.

“Cuidado con lo que deseas porque puedes conseguirlo”.

“Decían que el tiempo lo curaba todo. Y era cierto. Y era falso. Los vivos no se curan. Y los vivos no olvidan. Solo se recolocan. Aprenden a vivir de otra forma, aceptando el dolor como parte del nuevo presente y el nuevo futuro”.

“Hay personas a las que nunca les pasa nada en la vida. Yo siento envidia de ella” (El príncipe de las mareas)”.

¿Hoy son bastantes eh?
Espero que os hayan gustado tanto como a mi

¡Un beso!